• ¡Mano dura a conductores ebrios!

    Es de público conocimiento el lamentar pérdidas de vida por culpa de la irresponsabilidad de conductores ebrios, para que no se repitan es que por fin se aprobó la ley en Chile, que reduce los límites máximos de consumo de alcohol en la conducción, estableciendo que hay estado de ebriedad cuando un conductor marca 0,8 gramos de alcohol por litro de sangre, lo que antes correspondía a 1 gramo.

    En tanto, se entenderá que hay conducción bajo la influencia del alcohol cuando el test arroje una dosificación superior a 0,3 e inferior a 0,8 gramos por litro de sangre. Antes de esta ley se establecía el parámetro entre 0,5 y 0,99.

    Alberto Escobar, gerente de Asuntos Públicos de Automóvil Club de Chile , y experto en seguridad vial, considera que esta iniciativa es muy positiva y necesaria, ya que lamentablemente nuestros conductores no consideran grave conducir con alcohol, pero esto debe ir acompañado de una mayor fiscalización.

    Escobar señala que “la fiscalización es el eje central de cualquier legislación, aspecto fundamental para lograr el cambio de actitud y posterior disminución de la conducta anómala en conductores que irresponsablemente beben alcohol cuando van a manejar, sin tomar en cuenta las terribles consecuencias de sus actos.”

    “Si analizamos la experiencia de países como España y Francia nos daremos cuenta que el éxito radica en una amplia, efectiva y eficiente fiscalización que se lleva a cabo a través de la licencia con puntaje y los fotorradares, que si bien no detectan consumo de alcohol, sí nos alertan de otras infracciones que tienen como causa basal la ingesta de bebidas alcohólicas, concluyó Escobar, del Automóvil Club de Chile.

Compartir entrada

Deje su opinion