• Concientizando sobre una movilidad más sustentable

    Con el objetivo de prevenir su extinción, el animal más rápido de la Tierra se mide con un monoplaza de Fórmula E, competición de la FIA dedicada a los coches eléctricos. Pese a no usar combustibles fósiles, estos coches son capaces de alcanzar 225 km/h, el doble de lo que se calcula que puede correr un leopardo. Pero en las distancias cortas, no hay que subestimar al animal, capaz de acelerar de cero a 100 km/h en tres segundos.

Compartir entrada

Deje su opinion