• Consejos para desinfectar el auto en tiempo de Coronavirus

    En Latinoamérica las restricciones a la circulación se fueron incrementando para evitar la propagación del Coronavirus. Sin embargo, el personal sanitario, las fuerzas de seguridad, quienes garantizan los insumos y servicios básicos e incluso quienes asisten a personas de la tercera edad, están habilitados para movilizarse si cumplen con determinados requisitos que difieren en cada país.

    Así como quienes viajan en el transporte público deben tomar recaudos -como mantener más de un metro de distancia con los demás pasajeros, lavarse las manos con alcohol en gel antes y después de estar en el vehículo, y no tocarse la cara- también es clave que quienes se trasladen en su propio automóvil lo mantengan limpio y desinfectado.

    Sobre todo, es importante asear los sectores que se tocan con las manos; más aún si el vehículo es utilizado por más de una persona. Dependiendo de cada superficie, el virus COVID19 puede permanecer desde horas hasta días. Por lo que, para evitar correr peligro, además de lavarse las manos, es esencial asear el automóvil.

    Hay que tener en cuenta que existen elementos de mayor exposición a la contaminación. El principal es el volante que, según diversos estudios, entre ellos uno de National Center for Biotechology de Estados Unidos, es el que acumula más bacterias.

    Para limpiar el auto, entonces, lo ideal es utilizar paños de microfibra, aunque lo cierto es que todos sirven si se aplican con los productos indicados de desinfección.
    Por ello:

    • Volante, caja de cambios, mangos, puertas, botonera y centros multimedia, así como freno de mano, cinturón de seguridad y apoyabrazos, deberían ser higienizados con un producto a base de alcohol (podría ser agua y alcohol al 70 %) o con agua y lavandina/lejía.
    • Desinfectar el exterior con agua caliente (más de 60 grados) y jabón.
    • Si es posible, aspirar el interior del vehículo. Incluso las rejillas de ventilación (o chequear su filtro).
    • Utilizar aerosoles especiales para la limpieza de tapizados. Además, si los asientos son de cuero o cuerina, se recomienda pasarles un paño húmedo con detergente o jabón. Si son de tela, el paño puede ser imbuido con una solución a base de alcohol. Si además tiene tramas, un cepillo sería el elemento más recomendable para limpiarlos.
    • Lavar los vidrios interiores y espejos cercanos al rostro. Con un desinfectante de cristales es suficiente.
    • Si bien las alfombras no son elementos que entren en contacto con las manos habitualmente, lo cierto es que puede suceder si se cae algún objeto al piso. Además, pueden contaminar la suela del zapato. Es conveniente aspirarlas y limpiarlas con agua enjabonada y dejarlas secar al sol.
    • Ventilar el auto también es fundamental. Y si hay que cargar combustible o electricidad, lo mejor es abonar con sistemas de pago electrónico para no tener que intercambiar billetes o tarjetas de crédito.

Compartir entrada

Comentarios Cerrados.